viernes, 13 de enero de 2012

Yo seré testigo

La humanidad desde el comienzo de su existencia ha intentado por todos los medios de comunicarse, a través principalmente con el habla, con dibujos y con la escritura, pero la necesidad del hombre de llegar mas lejos aún , traspasar su lugar y que su voz de escuche en otras partes, así fue el correo, mucho después llegaría la imprenta, el telégrafo y con ello el código Morse, la radio, el teléfono, la televisión, los celulares, internet, y seguramente hay más que por mi ignorancia no los menciono aquí.
Sería un capítulo aparte hablar de internet pues considero que esa fue la puerta que abrió al mundo como cuando uno desgaja una naranja, todos comunicados, sin excepción de raza, idioma, o religión, se puede chatear con alguien al otro  lado del mundo sin grandes costos por el usuario.
Pero lo que me ha llamado la atención últimamente, aunque parezca “inocente”, son las calco-manías que pegan en los autos, unos dibujos sencillos de hombre, mujer, niños y mascotas, lo veo a diario y por eso se que en ese auto viaja una familia, un hombre separado, una mujer sola con hijos, un persona con mascota, me pareció muy simpático y fui a comprar una para mi auto compré la mujercita estándar, ya que son todas iguales, y una figurita que representa a mi perra, cuando la estaba pegando, me pregunté ¿qué significa esto?, y se me ocurrió que quizás es la forma de dar cuenta de quienes somos, “esta soy yo con mi perra y quiero que cuando me vean circular sepan que esa soy yo”, mi vecino tiene las calco -manías de él, su mujer, sus seis hijos, y sus tres mascotas, y me está diciendo “este soy yo, esta es mi familia y esto son los animales que forman parte de mi vida” . Y  de pronto encontré una similitud entre estas modernas pegatinas con las pinturas rupestres. Y como una imagen vale más que mil palabras…






Curioso ¿no? …
Miles de años de progreso y un solo objetivo decirle al mundo “aquí estoy”. Esa incontenible necesidad de existir con sentido, dejando huellas y legados, creencias e ideas, pero más que nada que tu vida, que la mía no pase desapercibida. Por eso es que hoy escribo esto invitándolos a que le digamos al otro, al que queremos y amamos, a la madre o al amigo, a los hermanos o a los sobrinos, a los primos, al amor de nuestras vida: “no te preocupes, yo soy y seré testigo de tu vida, tu vida no pasará desapercibida porque yo me encargaré de hablar de ti, yo te recordaré, y haré que tu vida tenga un sentido como tú me lo has dado a mí” .

PD: soy afortunada, soy testigo de algunas personas que amo, pero hoy, sobre todo hoy soy testigo de la vida de alguien que ya no está entre los mortales, para él: “sigo siendo tu testigo”.

3 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Aquí estoy. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. gracias Armando yo también "aquí estoy"

    ResponderEliminar

Tu comentario me hace pensar, me hace crecer, asi que no tengas miedo de expresarte...de eso se trata dialogar