miércoles, 26 de octubre de 2011

Ilegalidad para combatir la Ilegalidad

Así cortábamos el tráfico de la Avenida Armada Argentina, el día 20 de octubre de 2011, llevábamos 72 horas sin luz pues un rayo azotó fuertemente quemando un transformador de la empresa EPEC, que abastece los barrios Parque Horizonte, Latino y cabo Farina zona sur de Córdoba capital. Ante los reiterados reclamos de los vecinos al call center destinado para recibir dichos reclamos, finalmente nos informan, transcurridas las primeras 24 horas, que los encargados del sector mantenimiento estaban en media de fuerza, comúnmente llamado "paro".
Por lo cual se recurrió a los medios de comunicación para informar en la situación que estaban los vecinos, la noticia fue difundida, pero la empresa responsable de realizar los arreglos no acusó recibo alguno.
Al decidir hacer un corte de calle los vecinos teníamos en cuenta en primera instancia que es permitido cortar media calzada, de lo contrario, es decir, cortar calzada completa debe intervenir la justicia haciéndose presente un fiscal con la consigna de persuadir el desalojo y si hubiera negativa, el posterior desalojo por la policía.
Bajo el sol en día bastante caluroso se congregaron igual niños, jóvenes y adultos, decidimos cortar calzada completa, la policía presente nos informó de la ilegalidad de este accionar de manera muy amable, pasaron entre 4 y 5 horas , la policía avisó a la fiscalía correspondiente y transcurridos 10 minutos aproximadamente apareció el camión de EPEC.



Aquí lo pueden ver.....

Ahora bien, me pregunto con angustia, ¿hay qué cometer un acto ilegal para reclamar algo justo como es un servicio esencial?, Y ¿Por qué digo esencial?. Más allá de toda la comida que se desperdició en los hogares al no poder conservarla, más allá incluso de la pérdida mas grande de alimentos de los almacenes de la zona, algo perjudicial por cierto pero recuperable, el servicio es esencial pues como en todos lo barrios hay personas enfermas que utilizan elementos electrónicos para su subsistencia, por lo tanto si el servicio es esencial, el privarnos de tal servicio es ilegal, imprudente y negligente. Nuestro accionar también, pues afectamos a otros ciudadanos que no podían transitar libremente. 
Si los reclamos fueran atendidos como es debido, incluso respetando la medida de fuerza de los trabajadores de EPEC, medida que no cuestionamos, pero que entendemos debería preverse una guardia mínima que brinde solución a lo indispensable, tal vez así todos los ciudadanos también aprenderíamos a utilizar las medidas dentro de la ley.  De lo contrario iremos por la vida social y ciudadana cometiendo ilegalidades para combatir ilegalidades...un círculo que al escribirlo me suena hasta ridículo.

                                                                                                    Por:   La buscadora de caminos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario me hace pensar, me hace crecer, asi que no tengas miedo de expresarte...de eso se trata dialogar